El ácido hialurónico, tan natural como la misma piel


En virtud de la actual demanda existente de ácido hilaurónico,  y el interés que muestran nuestros lectores encontramos muy interesante informaros de sus beneficios y propiedades tanto cosméticas, como médicas y la forma de prevenir las lesiones en su aplicación en las articulaciones. Para empezar hagámonos una idea de este elemento tan imprescindible para la salud.

 

Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialúronico (AH), es una molécula que se encuentra en la matriz extracelular de los tejidos conectivos de todas las especies, y forma parte de las membranas intersticiales, la dermis, las articulaciones y el cuerpo vítreo del ojo.

El ácido hialurónico
El ácido hialurónico forma parte natural de tu piel

Al encontrarse en estos tejidos conectivos, sus derivados no inducen reacciones inmunológicas de tipo celular o humoral. Por tanto su potencial está en lo natural de su composición, tan natural como la piel.

Funciones del ácido hialurónico:

Son únicas:

  • Facilita la migración celular durante la morfogénesis y la reparación de los tejidos.
  • El AH proporciona un medio pericelular hidratado que permite la invasión celular.
  • Su biodisponibilidad y consistencia gelatinosa ofrece resistencia a las fuerzas compresivas en los tejidos y articulaciones.
  • Lubrica por sus propiedades viscolásticas ( líquido sinovial )
  • Elimina radicales libres y detritus en la cavidad articular
  • Protege la superficie del cartilago articular
  • Facilitar la movilidad de las células en la matriz extracelular permitiendo que dichas células se muevan a través dicha matriz
  • Colaborar en la cicatrización de las heridas, al posibilitar que las células se trasladen a la zona lesionada.
  • La protección conjunta en el líquido sinovial. El ácido hialurónico forma parte del líquido lubricante y protector de las rodillas, hombros, codos, etc…
  • Rellenar el espacio ocular, puesto que es parte del líquido contenido en el globo ocular.
  • Protección del colágeno. El ácido hialurónico forma una barrera protectora en la epidermis.

    Una Salud sin Dolencias

Su uso cosmético:

La función principal del ácido hialurónico es como material de relleno en cirugía estética, utilizándose en implantes y rellenos. Además de eliminar las arrugas y pliegues de la piel, estimula la producción natural de colágeno. Sus principales usos son para aumentar el volumen de labios y pómulos, así como para eliminar las arrugas y pliegues de la piel. El ácido hialurónico también se administra para reducir las cicatrices del acné severo y otros problemas cutáneos que ocasionen pérdida de piel.

Cómo se aplica?:

Antes de comprar ácido hialurónico vamos a explicar el procedimiento. El AH  se inyecta donde no hay músculo, justo bajo la misma piel donde está la arruga. Por su composición como hemos explicado, no necesita test de alergia y se integra de manera natural en los tejidos sin producir fibrosis por reacción a cuerpo extraño y, por lo tanto, sin alterar las características de la piel. Además, el ácido hialurónico es una sustancia compatible con todos los tejidos, por lo tanto no requiere de ningún tipo de prueba cutánea como le ocurre por ejemplo al colágeno.

La forma más común de aplicar ácido hialurónico, es por medio de inyecciones y no sólo con una finalidad estética, también puede utilizarse para rehabilitar o regenerar algunas articulaciones. El efecto sobre la piel puede variar de nueve a doce meses o hasta dos años.

Para beneficiarnos estéticamente del AH, se aplicarán inyecciones de ácido hialurónico  o infiltraciones  en el interior de la dermis, y su composición cambiará según el área donde se coloque. Si el tratamiento se realiza de la manera adecuada los efectos son inmediatos y naturales, pero por lógica no son permanentes. Pasa  igual  que con la sustancia natural que nuestro cuerpo produce,  volverá a disminuir con el paso del tiempo.

Resultados

El AH en las articulaciones:

En el caso de utilizar ácido hialurónico para tratar las articulaciones, en  la mayoría de los casos se utiliza en enfermedades reumáticas. La infiltración se aplica en la articulación dañada, mejorando su condición y aliviando los dolores característicos de estas afecciones. Hay que destacar que se trata de la misma sustancia, pero desarrollada de otra forma o con una proporción diferente.

Prevenir lesiones en las articulaciones:

En determinadas lesiones o patologías o y según el tratamiento médico, el ácido hialurónico puede nutrir y proteger el cartílago a través del líquido sinovial. Y puede ayudar a prevenir la falta de cartílago así como la lesión que puede traer consigo.

Prevenir lesiones

La gran lesión de esta falta de cartílago como todos conocen  es la artrosis:   una enfermedad degenerativa, progresiva e irreversible.

En la batalla contra las lesiones, lo mejor es acudir a especialistas que que revisen tu caso concreto. Si ya lo has hecho, y te han diagnosticado el consumo de ácido hialurónico, puedes encontrarlo en diferentes formatos.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*