El SOL. Saludable ó Dañino?

El Té. Una salud vital
Cuando llega el buen tiempo todos nosotros queremos tener la piel bronceada y ni cortos ni perezosos nos lanzamos a tostarnos al primer rayo de sol que vemos
Y es que tomar el sol nadie puede negarlo, nos trae muchos beneficios, pero lamentablemente también puede causarnos un daño irreparable, muchos de ellos producidos por el cambio climático y  la capa de ozono.
capa de ozono

Daños

En general, es preciso distinguir las acciones de los rayos UV-A (alta longitud de onda) y los UV-B ( baja longitud de onda); en algunos casos, en cambio, es la ac-
ción global de los rayos solares la que provoca el daño.

Citemos ahora los riesgos de una exposición prolongada y sin protección adecuada a la radiación ultravioleta procedente del sol

Son los siguientes:

  • Aparición de eritemas. Se caracterizan por el enrojecimiento de la piel expuesta al sol y precede a la quemadura.
  • Quemaduras de primer y segundo grado.
  • Cáncer de piel y otros trastornos cutáneos.
  • Cataratas y otros trastornos de la vista.
  • Envejecimiento prematuro de la piel.
  • Inhibición del sistema inmunitario.

Protegerse correctamente del sol mediante  Nutricosmética para el bronceado  nos permitirá obtener todos los beneficios que aporta al organismo y, al mismo tiempo, evitar los riesgos derivados de una exposición prolongada a él.

El SOL. Una manera natural y diferente de inyectarte SALUD

Beneficios

Las radiaciones solares ultravioletas (UV) inducen una modificación de los esteroles cutáneos con producción de la vitamina D, indispensable para la fijación del calcio (llamada por tanto, también “vitamina antirraquítica”). Esta vitamina es la que mineraliza los huesos, por lo que se fortalecen los huesos y los dientes. Sólo con 10 minutos de sol se recargan los depósitos de vitamina D. El efecto protector de la vitamina D también hace efecto en los tumores. La luz del sol ayuda a proteger contra diferentes tipos de cáncer, como el de mama, ovario, útero, estómago, y próstata. Protege también de la esclerosis múltiple, favorece la vida sexual, fortalece los huesos, y mejora la calidad de las horas de sueño, entre otros beneficios.

La exposición del sol estimula el metabolismo, acelerando la actividad de las células. Algunos investigadores aseguran que el sistema inmunitario queda reforzado por los rayos solares, por lo que el organismo es más resistente a las enfermedades infecciosas. El sol aumenta el número de glóbulos blancos y linfocitos, que son las células encargadas de defendernos. La exposición al Sol estimula la circulación de la sangre, disminuye la presión sanguínea a través de una vasodilatación, así como también provoca un aumento del metabolismo y depura los tejidos. El Sol provoca acciones dermopurificantes y seborreguladoras. Los rayos ultravioletas ejercen buenas acciones antisépticas en general, gracias a sus propiedades antimicrobianas.

La acción térmica de los rayos infrarrojos produce el aumento de la temperatura cutánea, que estimula a su vez la producción del sudor, favoreciendo la eliminaciónde las escorias.

También se habla de una acción de los rayos UV sobre la actividad enzimática del cutis, o sea, sobre las complejas acciones de la naturaleza bioquímica que tiene lugar en la piel.

La exposición a las radiaciones solares es útil en determinadas afecciones cutáneas como eczemas,psoriasis (manchas circunscritas de fondo rojizo y recubierto de escamas blancuzcas), vitíligo (caracterizadas por zonas de acromia, falta de color, circundadas por un aura parda), y otras. Para el acné, tomar sol con moderación puede ser favorable, sobre todo si se toma el sol de las primeras horas de la mañana, o las últimas de la tarde. Pero no más de 30 minutos, para evitar quemaduras.

El sol funciona como un agente de limpieza, eliminando todo lo que es grasa e impurezas.

La belleza del Sol también tiene beneficios
El sol tiene efecto en la melatonina, que es la hormona que regula los ciclos de sueño, a través de los rayos UV, ayuda a dormir mejor. Durante el día los niveles de
melatonina en sangre son más bajos, y es por eso que nos sentimos más despiertos. Mientras que a las noches estas aumentan y favorecen el sueño. Los rayos UV estim ulan la producción de la serotonina, un neurotransmisor que tiene estrecha relación con la sensación de bienestar. Subiendo el ánimo. Favorece la vida sexual, la testosterona aumenta por medio de una moderada exposición solar.
No menos importante es la influencia del sol en la psique. Un día el sol pone con más facilidad de buen humor que un día lluvioso o tapado. En los países en lo que el verano es breve y el invierno parece no terminar nunca, la depresión es más extendida que las zonas soleadas e incluso parece que la tasa de suicidios se ve ligada a la falta de sol.
Para ello, la Comisión Europea recomienda encarecidamente tomar el sol 15 minutos al día (exponiendo la cara y brazos es suficiente), varias veces por semana para garantizar la correcta sintetización de esta vitamina.
Como veís, disfrutar del Sol puede ser un handicap pero también algo indispensable para el ser humano, y más ahora, con la aparición de enfermedades autoinmunes, con tan indispensable elemento la mantenemos a raya.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*