La pisada: Razón de bienestar o disgusto

Qué poco sabemos de la pisada. Quizás por qué no le damos toda la relevancia que conlleva, pues es un acto que hacemos todos los días, una rutina.

Una rutina que puede ser el causante de nuestro bienestar pero también de nuestro malestar, este último a veces no es identificado por qué no se relaciona con una enfermedad que podamos padecer.

Somos muy pocos lo individuos/as que conocemos la forma en que pisamos. No le damos importancia, hasta que con el tiempo nos viene un dolor no sólo en los pies, también en tobillos, rodillas, espalda baja, y otros malestares sin que tengamos idea de cual es su origen..

Pues bien, ese origen suele ser por caminar inadecuadamente, por alguna deformación o deficiencia  de tipo óseo, muscular, neurológico, o articular.

Por todo ello, cuando tengamos problemas en los pies debemos saber que pueden acarrearnos lesiones lumbares, dolores de espalda y desviaciones de columna si no se tratan con un buen ortopedista y se utilizan zapatos ortopédicos.

Pronación

Cómo  averiguar que estamos pisando correctamente?

Pues es sencillo, basta con  observar con atención la zona del talón de nuestro calzado, el desgaste que se aprecie en este lugar debe ser uniforme,  y nos indicará una pisada normal o neutra.

Un zapato ortopédico cómo todo el mundo sabe, es más caro de lo normal, por qué hay un conjunto de conocimientos científicos como por ejemplo la ergonomía,  como la ortesis plantar, es decir, una especie de plantillas ortopédicas utilizada para levantan el arco del pie. Este tipo de ortesis suele hacerse a medida dependiendo del tipo de problema detectado.

También dispone de una suela exterior especial y otra suela interior, contra refuerzos laterales y en puntera. Tienen caña alta, para proteger mejor el tobillo, facilitando la estabilidad y asegurando el apoyo del pie sobre la ortesis plantar, garantizado su eficacia y no sólo preveyendo problemas de salud sino corrigiendo cada problema  una forma específica.

Resultado de imagen de salud y satisfacción
Salud y satisfacción

Todo ello debemos considerarlo para conseguir una vida plena llena de salud. Corrigiendo las anomalías en la pisada ( caminando con la pisada hacia fuera, hacia dentro o por falta de una alineación natural), el ortopedista junto con un calzado adecuado y de calidad conseguirán que nuestras pisadas no sean un problema sino una completa satisfacción

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*